Saturday, June 30, 2007






LOS EXCLUIDOS




No hay muchos personajes que susciten en mí tanta aversión como Rita Barberá, alcaldesa de Valencia desde tiempos inmemoriales. Cada decisión, cada anuncio oficial... aparece cargado de una autosatisfacción obscena, como lanzada a la cara de esos malos valencianos que no la amamos, resentidos por no vivir acostumbrados a que nuestros vecinos nos jaleen hasta cuando nos tiramos un pedo. Para muchos, R.B. es la alcaldesa de la America´s Cup, la Ciudad de las Ciencias y los Paella Building... Es, ciertamente, todo eso y también la dama que intentó cargarse el Jardín Botánico con un hotel rascacielos, la que reivindica petardos para todos o la que odia a cualquier grupo de vecinos a los que les dé por recordarnos que Valencia es algo más que un parque temático para poner las clóchinas a precios de turista o un solar donde asegurar el forraje de los amiguetes constructores. Ya nunca dejaré de asociar a este personaje esperpéntico con una imagen de portada de periódico el día en que un tribunal le dio carta blanca para empezar a derribar el Cabanyal: gritaba con la manos al viento, resollando como un jabalí, embriagada por la euforia de haber aplastado a esos malos convecinos que se han empeñado en que la ciudad es de la gente y no de los especuladores. Pudo tirar algunas casas -"excelente, Smithers," diría esta Mr Buns (ver Los Simpsons) enfundada en vestido rojo a alguno de sus siervos del ayuntamiento cuando empezaron a rugir las excavadoras- pero ha llegado la Copa América y la prolongación de Blasco Ibáñez no ha podido hacerse, mientras el barrio sigue en pie. Fue la gente de Salvem el Cabanyal la que, finalmente, en silencio y sin alaridos de jabalí, terminó ganando la batalla, de igual manera que fueron los Salvem el Botánic los que le fastidiaron el hotelazo del Solar de Jesuitas. Temo que no correrán la misma suerte quienes luchan en Benicalap contra el nuevo Mestalla, los que en Alboraya defienden lo que queda de la huerta y tantos otros cuya decidida empresa de extender la conciencia cívica contra la depredación acabarán probablemente en el fracaso. Pese a todo, es preciso luchar siempre contra estos mandarines, o cuanto menos saludar con admiración a todos aquellos hombres y mujeres que en su día tuvieron el coraje de decir No y aguantar a pie firme.


Dejen que les cuente una pequeña historia, menos conocida que la de las tropelías más mediáticas de nuestro querido ayuntamiento, pero acaso más significativa. Es común que, cuando el supermercado que hay abajo de casa de mis padres cierra sus puertas por la noche, grupos silenciosos de personas se arremolinen junto a las puertas para recoger de los contenedores todo tipo de productos que todavía son perfectamente aprovechables: yogures o bricks de leche recién caducados, fruta y verdura que empieza a perder su inicial aspecto lustroso... Por lo que sé, este tipo de fenómenos nocturnos son fácilmente observables en una ciudad como la nuestra a poco que uno mire con detenimiento. Acaso sean no obstante espectadores lo que menos desean estas personas. No son yonquis, no huelen mal ni van vestidos con harapos... son por ejemplo parejas de ancianos bien vestidos, a veces acompañados de algún niño, mujeres que probablemente viven sólas... Son personas a las que se enseñó desde niñas, seguramente en colegios donde compartieron pupitre con gente
como Rita Barberà, que nada es más vergonzoso que la pobreza. Es posible que su mísera pensión o el abandono de su familia les tenga en la miseria, pero acaso morirán de hambre antes que mendigar. Su pobreza les parece inconfesable e indigna a ellos mismos que la sufren, por ello es acaso peor que la de los negros de patera que han construido un parque temático de la exclusión bajo el Puente de las Artes.


Una noche apareció un camión "especial" que se encargaba de recoger directamente todos estos desechos de los supermercados. Los habituales que reciclan todos esos yogures y frutas tuvieron que volverse a casa con la cabeza baja, como una legión derrotada que se dispersó sin atreverse a protestar rumbo a sus casas.
Mi padre preguntó al "encargado" de la recogida que por qué no dejaban a aquellas personas llevarse lo que necesitaban. Éste le contestó ufano que se trataba de un "servicio nuevo que ha puesto el ayuntamiento para evitar estas escenas desagradables que se producen." Mi padre trató inútilmente de hacer ver a aquel hombre el mal que estaba haciendo, a lo que éste contestó con evidente fastidio que lo que debían hacer aquellas personas es irse a la Beneficencia a mendigar, añadiendo alguna memez más del tipo "y usted colabore con Cáritas o alguna asociación por el estilo si tanto le preocupan los pobres".


¿De qué nos extrañamos? Tenemos la ciudad que queríamos. Los barrios están llenos de mierda de perro, la vivienda es más cara que nunca, se construye más y más pese a la infinidad de viviendas desocupadas, la huerta es sustituida por cemento, la saturación del tráfico se alivia con nuevas vías de by-pass y subterráneos de parking. Eso sí, hay Copa América, delfines en el Oceanogràfic, italianos comiendo clóchinas en nuestros bares y un nuevo estadio para el Valencia que, dicen, va a ser la envidia de Europa. Sí, la verdad es que un espectáculo poco deseable el de los que rondan los supermercados por la noche. Fuera de nuestra vista.


Dejenme que les lea algo de Zygmunt Bauman, autor por el que tengo especial debilidad:


"Los excluidos de la nueva modernidad líquida no han sido acusados por un nuevo tribunal de justicia, ni han recibido sentencia ni se les ha leído condena alguna en contra. No se les ha arrojado exactamente por la borda: se han caído, más bien, del navío o no han podido seguir su marcha. Forman la infraclase de una sociedad que se vanagloria de haber eliminado las divisiones de clase, pero que preserva el recuerdo de éstas en la separación que efectúa entre los perdedores en el juego del consumo (obligados a irse del casino por su propio pie o echados a la fuerza) y los ganadores y los jugadores consumados que disponen de un suministro respetable de dinero que los convierte en solventes." (Bauman, Z. Vida líquida)

14 comments:

josé luis cervera said...

Magnífica radiografía de una ciudad que nunca aprendió a vestirse por los pies.

Rodrigo said...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Anonymous said...

No sé, estamos rodeados de ricos ignaros, de políticos incultos, de socialistas desmayados. La verdad es que estoy hasta las narices de tanta demagogia, de tanto populismo. Lo dije tiempo atrás y lo vuelvo a repetir. El populismo es esa forma de gobernar en la que el estadista apela al pueblo, a esa entidad colectiva que no es la suma de individuos, sino su superación, incluso su avasallamiento. Pero el populismo es también y sobre todo la conversión de cualquier actividad o destreza en materia estadística. Los jueces, por ejemplo, no están donde están por respaldo popular, sino por haber superado unas pruebas que avalan su acreditación. El populista desconfía de estas garantías: justamente por eso, cuando más acosado por la justicia se hallaba, Silvio Berlusconi dijo que él se veía respaldado, elegido por el pueblo, y que, por tanto, no se dejaría atrapar por alguien, un magistrado, que al fin y al cabo estaba donde estaba no por designación popular, sino por concurso-oposición. Si toda actividad profesional o institucional se validara por elección popular, entonces --le reprochaba Umberto Eco al primer ministro y que ahora podemos leer en 'A paso de cangrejo'-- no deberíamos confiar nuestros hijos a los maestros ni nuestras intervenciones quirúrgicas a los cirujanos. ¿Por qué razón? Porque todos estos profesionales han sido habilitados para ejercer sus funciones no por elección del pueblo, sino por concurso de méritos, tras un examen que evalúa su destreza o conocimientos. Como es obvio, el pueblo, según enunciado de una deliberación única, como expresión de sentimientos comunes, no existe, añadía Eco. Es una herencia paradójica de la Ilustración, un legado de aquella voluntad general que sirvió para justificar lo bueno y lo malo, y que convirtió en quimera realmente existente la ley del número.

Uf...

Fdo.: Justo Serna

Tobías said...

Es triste pero Valencia parece sedada ante los delirios de grandeza de unos dirigentes que carecen de capacidad y voluntad para resolver los auténticos problemas de la ciudadanía. Valencia es hoy una ciudad dual en la que cada vez están más acentuadas las diferencias por falta de políticas sociales. Y lo peor es la inepcia de la oposición para ofrecer soluciones válidas ante el solar, y nunca mejor dicho, en que va camino de convertirse esta ciudad.

Una curiosidad: ¿Qué vende el tal Rodrigo?

Anonymous said...

Admirables intervenciones las de Justo y Tobías, mucho más de lo que podía pediros. El tal rodrigo me parece que es un pillo que rastrilla blogs y coloca su publicidad. Como habrás visto, vende camisetas personalizadas. Podríamos hacernos una del tipo "Amo a Rita" o "Zapatero danos agua". David

Anonymous said...

Yo me pido una de las de Zapatero; la de Rita me asusta un poco, que una servidora aún está de buen ver y a lo peor se lo cree.
Es lamentable, sí, pero los valencianos tenemos lo que nos merecemos. O nos hemos equivocado de papeleta o no nos hemos molestado en votar. O nos hemos deshumanizado y convertido en satisfechos zombies del terreno que tiramos masclets en las bodas, admiramos cómo se preocupa Rita de las flores del puente y recordamos con nostalgia la visita del Papa. Total, uno se confiesa el domingo y se queda tan pancho. Eso sí, hace ya tiempo que Rita es como el algodón del Tenn con bioalcohol. Un besito de Sara.

Paco Fuster said...

Hacia tiempo que no entraba en su blog (de hecho escribo esto a 7 de julio y veo que la entrada esta fechada a 30 de junio) y es la primera vez que intervengo con un comentario que tiene una doble finalidad:
- En primer lugar quiero felicitarle (aunque sea un poco tarde, ya lo sé) por su libro "La juventud domesticada". Tuve la ocasión de estar en la presentación que se hizo en la Casa del Libro. El profesor Justo Serna me lo comentó unos dias antes y después de su recomendación me decidí a acudir sin dudarlo. Y la verdad es que valió la pena, sus intervenciones fueron muy interesantes, desde su discusión sobre el mayo del '68 hasta la lectura del pasaje sobre los Simpson, pasando por su "amigo" Guillermo de Moerbeke (no olvidaré ese nombre). Este verano prometo leer el libro (lo tengo en espera) y cuando lo haga le comentaré mi opinión.
- En segundo lugar intervengo porque he visto que comparte mi "simpatia" por esa figura insigne de nuestra ciudad (yo soy de Valencia pero me paso el dia allí estudiando o haciendo como que), la señora Barberá. Como no se me ocurre ahora mismo nada mejor, le reproduzco textualmente un comentario que hice en el blog de Justo Serna (dónde por cierto se hechan en falta sus acertados comentarios) hace unos dias y en el contexto de los cambios que habia hecho en el Ayuntamiento después de las elecciones. El comentario fue:
"Ayer por la tarde escuché en la radio la buena nueva que nos anuncias, la de esas dos flamantes concejalías. Me vino a la cabeza - como un acto reflejo - una idea que vengo barruntado desde un tiempo a esta parte, pero que no he podido - ni sé si podré algún dia - concretar. La idea es la de reflexionar por escrito, porque mentalmente ya lo he hecho, sobre la formación cultural e intelectual de nuestra querida alcaldesa y de como influye ésto, en su visión de la ciudad. De momento no es más que una idea, pero si alguién quiere “recoger el guante”, le animo a hacerlo y me pongo a su disposición.
Lo que sí que tengo decidido es un buen título. Hace unos años escribía Gabriel Cardona un libro sobre la formación - o mejor dicho, la no formación - académica de Franco, cuyo elecuente título me encantó, por la acertado y lo cómico: “Franco no estudió en West Point”. Por una simple regla de tres, yo llamaría al ensayo sobre nuestra edil, “Rita no estudió en Wellesley College”.
Por si alguién no lo sabe, aunque supongo que ya lo conocen, Wellesley College (http://www.wellesley.edu/) es quizás la Universidad femenina más prestigiosa de los Estados Unidos, un centro privado y elitista por cuyas aulas han pasado grandes personalidades, entre ellas la presidenciable Hillary Clinton. Quién no ha pasado es desde luego ella, Rita. Ya digo que si alguién se anima a poner un “post” en su blog o escribir unas líneas, mi propuesta como epígrafe sería esa, simplemente es una idea.
Mientras tanto me decido, y ahora viene mi recomendación, se pueden distraer ustedes leyendo el trabajo del economista de la Universidad de Valencia, Josep Sorribes, que ha publicado este mismo año su libro “Rita Barberá. El pensamiento vacío” (Faxímil Edicions Digitals, 2007) , de tìtulo menos sutil que el que yo propongo, pero igualmente acertado. Lo pueden descargar ustedes directamente de la página de la editorial: http://www.faximil.com/descargas/2007-faxbook-001.pdf"

Eso es todo de momento. Enhorabuena una vez más por el libro (ya le comentaré mi lectura más adelante) y por su blog.

Paco Fuster

Anonymous said...

Señor Fuster, quiero agradecerle en primer lugar su post, tanto por lo interesante de sus comentarios como por la amabilidad que me muestra. Mañana cuando tenga más tiempo y las ideas algo menos espesas me extenderé porque me apetece mucho intercambiar ideas con usted. Sí me referiré a una cuestión puntual que usted plantea respecto al blog de Justo Serna. Siento enormes simpatías por Justo, simpatías y sobre todo agradecimiento, pues su comportamiento conmigo ha sido desde que le trato de una generosidad sin límites. Leo puntualmente su blog y he conseguido que muchos allegados míos lo hagan igualmente, lo cual nos ha dado oportunidad en ocasiones para largos debates nocturnos. La razón por la que dejé de entrar en los post y participar activamente es que en una ocasión, al hilo de un artículo sobre ETA, yo argumenté que las instituciones no debían plantearse ni por un momento la posibilidad de negociar cuestiones políticas con dicha banda, amén de algunas otras cuestiones sobre De Juana Chaos y similares. Uno de los habituales de la tertulia, con el que yo había debatido anteriormente manteniendome siempre ante él dentro de los límites del respeto, contestó con una carta consistente en una serie de agravios, sin un solo argumento. Yo era intransigente, yo era españolista y no sé qué serie de falacias más que sólo podían derivarse de mi intervención al precio de una manipulación intolerable. Me mordí la lengua por respeto al señor Serna y su blog y porque creo que uno sólo debe aceptar como interlocutor a aquel que le puede aportar algo que uno no sabe o no había visto con la óptica ajena. Lo de agraviar lo dejo para otros, algunos que por cierto se esconden detrás de seudónimos, algo muy habitual en esta cultura de "matonismo internáutico" en que a veces se convierte la red. En suma, no me gusta que mis allegados, incluyendo a mis padres, presencien como soy insultado gratuitamente por emitir opiniones seguramente desacertadas pero en cualquier caso respetuosas. Hablamos mañana de nuevo si a usted le apetece y vuelvo a agradecerle su amabilidad. David

pdta, conozco el libro de Sorribes, pero ahora que usted lo aconseja me planteo seriamente leerlo.

Anonymous said...

Le he enviado un par de correos a su dirección (la que aparece en el perfil, espero que sea la suya, si no funciona, me corrige). Puede dirigirse a mi por esa vía, si le parece.

Paco Fuster

Anonymous said...

Leo ahora más atentamente su alusión a Rita Barberá y me convenzo, a tenor de su sugerente propuesta sobre Wellesley College y la trayectoria académica del personaje, de que nuestros conciudadanos comparten ese viejo prejuicio contra los intelectuales del que tanto habla Vicente Verdú en El planeta americano, y que explica por qué alguien considerado como idiota incluso por sus votantes, como Bush junior, proporciona unos réditos electorales tan cuantiosos.
Leo también sus dos últimas intervenciones en el blog de justo. Me alegra y me causa cierta envidia por cierto que hayan departido juntos. No conozco a Arnau, pero Justo Serna, por su blog, pero sobre todo por sus textos y conferencias, es un personaje con una lucidez y una amplitud de miras que me parece ejemplar y a la que me gustaría acercarme.

Quiero felicitarle por algo que le parecerá una tontería, pero que no lo es en este mundo internáutico. Usted dice lo que piensa con humildad y respeto y luego firma sus mensajes con su nombre y sin imposturas.

Creo como usted que no son lo mismo unos y otros líderes. Para mí se dibuja una línea de derecha democrática que, con el rastro de Suárez y Herrero de Miñón, podría ser seguida hoy por Gallardón y Rato, frente a una intolerante y entregada a una obsesión enfermiza por la destrucción del adversario, que representan gente como Acebes, Zaplana, Aguirre... todos ellos muy en la línea del aznarismo. Rajoy no termina de saberse nunca donde está, o mejor donde quiere estar... Igualmente, y pese a que no consulto habitualmente estos medios, no me parecen lo mismo La Razón, El Mundo y La Cope que, por ejemplo, el ABC, a pesar de que simpatizo bien poco, como Justo, con el ínclito Zarzalejos. No me gusta Camps, pero hay que reconocerle mucha habilidad y una apariencia de liderazgo hábilmente presentada frente a la amoralidad de Zaplana. No creo en la derecha española , ni en ninguna otra, pero creo que la falta de una oposición leal y con ideas constructivas es un mal para la gobernación del Estado.
Por otra parte, y dado que no soy sospechoso porque voté en contra de Barberá y Camps en las últimas elecciones, creo que en los foros internáuticos -en los que los posts tienden a combatir en ver quién es más rojo y odia más a los fachas y en perseguir cualquier cosa que suene a disidencia (la izquierda tiene por desgracia una larga tradición en este sentido)- se echa de menos un análisis de la situación de la izquierda valenciana, con un lider quemado al que no se pide la dimisión y unos ayuntamientos cuya inocencia en las tramas de devastación del territorio no termina de aclararse.

Gracias de nuevo. David

Tobías said...

A mí también me sorprendía la desaparición de David entre los comentaristas del blog de Serna. He podido leer con cierto detenimiento el debate que provocó el hecho y, más allá de posibles acuerdos puntuales, creo que el señor de Koenigsberg se estaba buscando a pulso una respuesta airada y ofensiva. Ya me pareció en un debate anterior que se ponía excesivamente nervioso y sospecho que pretendía crispar al máximo a su adversario.

Me extraña también que alguien se escandalice con la frase “si es que algún nacionalismo puede ser de izquierdas”, sobre todo en gente que presume de progresismo: ¿se han olvidado ya del “proletarios del mundo, uniós? ¿tienen idea de lo que es el internacionalismo proletario o el socialchovinismo?

En cualquier caso no comparto del todo la argumentación de David y creo que el problema de fondo es la legitimidad democrática del estado español. Esto es largo de analizar pero cuestiones como la consideración esencialista de España como nación o la negativa radical a aceptar el derecho a la autodeterminación explican, aunque no las comparta en modo alguno, posiciones de fuerza para lograr objetivos que un estado oligárquico como el nuestro no admite.

Anonymous said...

A ver. Como veo que mi primera intervención a reactivado el debate, voy a hacer un esfuerzo por sintetizar al máximo mi opinión sobre cinco puntos:

1.Antes que nada, una aclaración a próposito de los "nicks" y las imposturas. David, en absoluto me parece una tontería. Llevo poco tiempo en el mundo este del blog pero veo que la mayoría de gente utiliza pseudónimos. Lo respecto totalmente pero no lo comparto absolutamente. Me explico: algunos "teóricos" del blog o almenos que han tratado de teorizar (vease Arcadi Espada) han argüido como principal ventaja el hecho de que el uso del "nick" acaba con esa "lacra" que supone el llamado "argumento de autoridad" al igualar a todo el mundo con una homegeneización y una ceremonia de la confusión en la nadie sabe quién es cada cual.
No estoy de acuerdo. Firmo con mi nombre porque expreso mi opinión libremente, ni la de este ni la de aquel, la mía. Seria incapaz de hablar con gente a la que conozco y a la que dedico mi tiempo leyendo sus comentarios, haciéndome pasar por no sé quién. Yo creo que hablar de "argumento de autoridad" en un medio como Internet donde las opiniones y las autoridades te avasallan es absurdo. Si todo el mundo hablara sinceramente y sin faltar al respeto a nadie todo sería mucho más fácil, el problema es que esto no ocurre y luego pasa lo que pasa: insultos, difamaciones, tergiversaciones... siempre escondidos tras el dichoso "nick", que como ya he dicho, respeto siempre que no sea para faltar al respeto, valga la redundancia.

2.Sobre Rita un último apunte. Hace un par de meses tuve la ocasión y el inmeso placer de escuhar en vivo a Jose Luis Sampedro en el Aula Magna de la Nau, en acto organizado por "Salvem el cabanyal". Fue una tarde entrañable. Se vivieron momentos que rozaban el éxtasis colectivo cuando el propio Sampedro nos instaba a votar contra Rita y el PP en medio de los afectados y olvidados del Cabanyal, que hicieron que alguno de los allí presentes soñara con esa quimera de la derrota de la derecha valenciana. Los resultados electorales ya los conocemos. Digo esto por lo del último comentario de David sobre los réditos electorales de los políticos menos formados intelectualmente como Rita. Al respecto os remito de nuevo al libro de Sorribes (el título lo dice todo).

3.Sobre el tema de los líderes del PP, veo que coincides con mi análisis. Yo creo que es evidente que no es lo mismo Rajoy que Zaplana y ya no digamos Aguirre y Gallardón. Me alegra que cites a Herrero de Miñon, me parece un tipo de lo mejor que se puede escuchar hoy en dia, en lo que a políticos (o ex, en este caso)se refiere. Llevo algunos años escuchándolo los viernes por la tarde en "La ventana" (Cadena Ser) y sus análisis,los comparta o no, siempre me parecen mesurados y la mayoría de las veces acertados. Algunos sectores lo rechazan por su pasado en UCD, pero a mi personalmente no me importa nada (de hecho ni había nacido en esa época). Lo juzgo por su labor como analista político y me parece de los mejores.

4.Sobre la izquierda valenciana, brevemente. Lo de Ignasi, sin comentarios. El experimento de Alborch un fracaso, y no digo que fuera ella la responsable. Quisieron enfrentarse a Rita con una mujer que diera una imagen más fresca, más joven, más feminista incluso y el batacazo ha sido de campeonato. Hubo un tiempo en que ese partido estaba en manos de Joan Romero (actual catedrático de Geografia en la UV) quién parece que intentó darle un impulso de renovación, pero la vieja guardia no le dejó y optaron finalmente por Pla, veremos hasta cuando.

5.Por último, releo el comentario de Justo y su descripción del populismo. La cita de Eco es magistral y muy oportuna.
Por cierto que si alguién le interesa el tema del populismo, en el número vigente de la revista-blog "Ojos de Papel" hay dos articulos que tratan precisamente el tema del populismo en América Latina que les recomiendo
(http://www.ojosdepapel.com/Index.aspx).

Disculpadme si me he excedido un poco. A quién no le interese un punto que pase al siguiente.

Un saludo a todos.

Paco Fuster

Anonymous said...

¡Ay! Sabia que se me olvidaba algo en la anterior intervención pero no caía en la cuenta. Ahora caigo.
Sí. Queria informar a David en particular (supongo que ya lo sabrás, pero por si acaso, no cuesta nada) y a los demás lectores de este blog a quienes pudiera interesar el tema, de que desde mañana lunes dia 9 y hasta el viernes 13 se celebra en la sede de la UNED de Denia un curso monográfico dedicado a la figura de J.Baudrillard (y algo de Rorty, unidos ambos tristemente por su reciente óbito) con el título "Jean Baudrillard: la ilusión de vivir. Estética y política del virtual".

Aquí teneis el enlace con toda la información:
Curso sobre Baudrillard en Denia

Simplemente era esto. Disculpas por informar tan tarde porque empieza mañana pero el lío mental que tengo estos dias de cursos, conferencias y "otros" es considerable.

Paco Fuster

Anonymous said...

Gracias tanto a Tobías como a Paco Fuster por sus interesantes intervenciones. Pienso en todo lo que decís y seguimos hablando si queréis. Una cuestión previa. Creo que Paco tiene razón en lo que me dijo en un mail respecto a lo interesante del blog de Anaclet Pons, también creo que debemos contribuir a que no lo cierre. Podéis linkearlo a través del de justo serna.David