Saturday, March 11, 2017

EL MATÓN DE LA COLETA


A riesgo de despertar la ira de Ignacio Sánchez-Cuenca, voy a tener la desfachatez de opinar de política. Es poco el daño que puedo hacer porque no son muchos los que tienen la paciencia de leerme. 

Alguien me dijo que no creía en las conspiraciones, "pero haberlas, haylas." Si leemos todo lo que se ha escrito en los últimos días sobre la acusación de la Asociación de Periodistas a Podemos por amenazas e injurias a algunos periodistas podemos llegar a sonrojarnos. Lo que a mí me parezca Victoria Prego, su ilustre Presidenta, es poco relevante. Pero me llama la atención que esta señora tan venerable acuse sin más prueba que su supuesto crédito personal. Yo puedo sospechar que cuatro majaderos que dicen ser de Podemos han escrito tuits amenazantes contra periodistas que les han criticado. Este es uno de los grandes males de la Red, todos lo sabemos. En cualquier caso no sé cómo los trolls en cuestión han decidido por donde empezar, porque si algo abunda en la Celtiberia son tipos que rajan de Podemos. 

También se habla de situaciones de coacción en vivo de las que no hay más prueba que lo que han contado a la Asociación los periodistas afectados. No sé si el Coletas les ha lanzado mal de ojo o si Monedero les ha amenazado con cantarles por soleares cuando los pille solos. Sí, dan mucho miedo los de Podemos; sospecho que si encuestáramos a los miles de periodistas de infantería que hacen su trabajo en condiciones bastante precarias nos contarían que temen más a los morados que a sus jefes de redacción o las empresas que financian los medios en los que trabajan. Eso será. 

Yo también creo que conspiraciones haberlas, haylas... No hace falta que se reúnan unos cuantos oligarcas con una cabeza de ciervo y vestidos de templarios, entonen un himno sacro y terminen sacrificando un lechón... Basta con que los partidos en el poder interrumpan sus peleas entre sí para acordar que a estos tíos hay que machacarlos. Quizá dentro de veinte años aparezca Ansón -estará ya muy calvo- diciendo que "sí, que nos reunimos para decidir acabar con Iglesias y su gente". A mí, que también estaré muy calvo para entonces, no me hará falta. 

Péguenle una miradita a los titulares que el diario El País ha dedicado últimamente al asunto, hagan el favor. Son del tipo "Así amedrenta Podemos a la prensa". Lean después el contenido y descubrirán lo velozmente que el periódico de Darth Vader, es decir, Cebrián, consigue ir pareciéndose a El Mundo o La Razón en materia de respeto a la deontología periodística.

El mismo amigo que me dijo lo de las conspiraciones acostumbra a hacer un chiste cada vez que se rompe la cisterna del water o pierde el Levante: "la culpa es de Podemos".  Curiosamente ni él ni yo simpatizamos con los líderes de la organización morada. Pero parece que algunos se han empeñado en que terminen pareciéndonos unos perfectos caballeros. 

2 comments:

Anonymous said...

Me parece qué la Sra. Prego tuvo mucha delicadeza cuando dio el toque de atención a PODEMOS.; La elegancia de no ilustrar con pruebas la denuncia. Por su parte, los principales dirigentes de PODEMOS fueron lo suficientemente prudentes como para no exigir esas pruebas a viva voz.

Con suerte, los señores de PODEMOS habrán tomado nota, con más suerte aun, dejarán de fustigar a los periodistas que no opinan, visten o escriben como a ellos les contenta. Por cierto... PODEMOS no es culpable de la crisis, la temporada del Valencia, el caso púnica etc. pero... joder, dejaron que siguiera gobernando el PP (entre muchas cosas más) (en Madrid lo sabemos bien.)

MA

David P.Montesinos said...

En este caso discrepo de usted. La culpa de Podemos en que gobierne el PP es como poco equivalente a la del PSOE. Respecto a las pruebas de la Prego, yo creo que los dirigentes de Podemos sí solicitaron que si existían amenazas se interpusieran las correspondientes denuncias.